No podría parecerlo, pero los autocristales juegan un papel importante para la seguridad dentro de cualquier vehículo, por lo que es importante elegir el más adecuado.

Un vidrio automotriz no es igual a cualquier otro que utilizamos en nuestra casa o cualquier otro inmueble, ya que son fabricados para asegurar que cumplan con su cometido de protección.

Sin embargo, ¿cuál es el mejor para ti?

De seguridad: Tiene una lámina transparente que le da la fortaleza para tener mejor seguridad en caso de fracturas debido a que los pedazos quedan pegados a ella.

Tintado: Es un cristal con color que permite absorber la luz ultravioleta e infrarroja. Reducen el calor, pero manteniendo la entrada de luz al auto.

Laminado
: Se compone de dos láminas de vidrio con una película intermedia.

De vidrio templado
: Se procesa con tratamiento térmico o químico para aumentar la resistencia que ofrece.

Antirreflejo: Evita que la luz se refleje en el parabrisas, lo que ofrece mejor visión al manejar.

Estos son los tipos más comunes de autocristales, pero asegúrate de contar con la ayuda de profesionales que te asesoren para encontrar el más adecuado.