El parabrisas es fundamental para la estructura de los autos gracias a que aporta seguridad y protección a los ocupantes, una mejor visibilidad, mejora la resistencia de la carrocería y es un apoyo para la bolsa de aire. Es por esa razón que debe sustituirse en caso de tener algún desperfecto.

Estos son algunos consejos para cuidar tu parabrisas si recién se ha instalado para asegurarte de que todo funcione correctamente:

Evita conducir inmediatamente
Conducir invariablemente genera vibraciones en tu auto, aunque no las percibas directamente, así que te aconsejamos dejar tu vehículo estacionado al menos un día después de la instalación del parabrisas.

Implementa medidas de seguridad
En los dos días posteriores a la instalación, es necesario hacer todo lo posible para prevenir daños. No coloques cubiertas exteriores para proteger tu auto ni protectores de sol para interiores. Procura no tener objetos pesados en el tablero y dejar ligeramente abierta una ventana para evitar que el aire ejerza presión desde el interior.

No laves tu auto
Las molduras del parabrisas deben protegerse contra cambios en la humedad y la presión para asegurarse de que el material usado en la instalación se seca adecuadamente